Manchas de óxido

Frota la mancha con zumo de limón con sal, déjalo actuar durante una hora. Luego lava la prenda.
Si la prenda es de color claro, hay que empapar las zonas manchadas con zumo de limón hasta que vayan desapareciendo las manchas, y después enjuagar con agua tibia.