Cuidemos nuestras playas

La próxima vez que vayas a la playa, llévate una bolsa para guardar tus basuras y emplea unos pocos minutos para recoger la basura que veas en la arena.
No hagas, ni dejes hacer, servir la playa como cenicero de colillas. Insta a las autoridades a que mantengan limpias las playas, tanto en invierno como en verano.