Cuidado de flores

Si ves que las flores que te han regalado comienzan a adquirir un aspecto algo lánguido, sumerge sus tallos unos segundos en agua hirviendo, recórtalos inmediatamente, y vuelve a colocar las flores en un jarrón lleno de agua con un par de "aspirinas" disueltas en ella.