Abono natural

Al ir a regar tus plantas de interior, emplea siempre que te sea posible el agua de cocción de tus verduras (fría). Contiene abundantes sales minerales muy útiles para éstas.
Si tienes una pecera, no tires el agua cuando la cambies. Es un excelente abono natural para tus plantas.
Las hojas de té que hayan quedado en el fondo de la tetera añádelas a la tierra de las macetas.
Tus plantas te lo agradecerán.