Cómo cocer la pasta para que quede suelta

Si cocemos cualquier tipo de pasta, hay que hacerlo en una olla con agua hirviendo y sal, debemos poner un litro de agua por cada cien gramos de pasta, una vez cocida no hace falta remojarla en agua fría, evitaremos que se pegue echándole un chorrito de aceite de oliva una vez pasada por un colador.