Cuidar nuestras tijeras

Frota el filo enérgicamente contra la boca de una botella o el pie de una copa.
Te sorprenderá su corte.
Para afilarlas, cortaremos varias veces un trozo de papel de lija.
Si están muy duras, aflojaremos el tornillo, sellándolo con un poco de laca de uñas o pegamento, para evitar que se afloje de nuevo.
Si están oxidadas, las desmontaremos, las limpiaremos con petróleo y las frotaremos con un paño que mojaremos en sal fina o bicarbonato, para pulir el metal, y acabaremos untando un poco de ceniza de cigarrillo, dando un ligero masaje.

Cuidar nuestros alicates

Para que tus alicates, tenazas, llaves o llaves de baño y cocina no se resistan a ser abiertos o cerrados (por falta de uso), sumérgelos en un vaso de vinagre durante toda la noche. 
Al día siguiente estarán como nuevos.

Evitar que los pelos de las brochas se salgan

Para fijar los pelos de las brochas o de los pinceles nuevos es necesario que los deje, si es posible toda una noche, sumergidos en aceite de linaza, si son de cerda, o en agua, si son de nylon; esto hará que se inflen las cerdas y evitará que se caigan. Trate de que la parte metálica que sujeta los pelos no quede sumergida, ya que se puede oxidar con el agua y manchar las cerdas.

Para pintar con distintos colores

Si piensas utilizar diferentes colores de pintura, forra el recipiente de pintura o la bandeja del rodillo con varias capas de papel aluminio de cocina, presionándolo bien sobre el fondo. Haciéndolo así, cuando cambies de color podrás simplemente quitar las capas superiores de papel aluminio y el reciente estará limpio y listo para recibir al color nuevo.

Pausas al pintar

Si durante el trabajo quieres detenerte por un momento, no dejes nunca el pincel o brocha al aire libre, sumérjelo en agua y evitarás que se seque.

Aspiradora obstruída

Puede que se haya obturado algo en el tubo flexible, para arreglarlo hay una solución sencilla que es envolver en un trapo el extremo de un alambre e ir introduciendo en el tubo hasta que pueda liberarlo del obstáculo.

Cuidar la lavadora

Los sedimentos de cal que se van acumulando en la resistencia de la lavadora con su uso pueden estropearla.
Para evitarlo, pon tu lavadora a funcionar vacía (sin ropa) con el programa caliente y dos vasos de vinagre durante el tiempo de un lavado completo normal.

Cuidar nuestra plancha

Para la plancha, con cierta frecuencia rellena el depósito con vinagre en el que hayas disuelto un poco de sal, dejando que salga todo el vapor. Llénala de nuevo con agua y repite la operación.

Alfombras marcadas

Cuando las alfombras quedan marcadas al poner un sillon o algún mueble encima, la forma de borrar las marcas es cubrir con un paño la zona afectada y luego pasar una plancha a vapor. Con el vapor de la plancha se levantaran las fibras y quedará como nueva.

Consejo enviado por: Paola Mora

Clavar en madera

Para que al clavar una punta o clavo en la madera reseca ésta no se abra o resquebraje, mete la punta en agua hirviendo, y aún caliente, clávala.
Ni una grieta!